El estado sólido de la materia

Los sólidos se forman generalmente cuando un líquido o un vapor se enfrían a una temperatura, lo suficientemente baja, como para que las fuerzas interatómicas o intermoleculares de atracción superen a la agitación térmica.

Muy a menudo el sólido adquiere una forma muy ordenada o cristalina; ello tiende a minimizar la energía libre del sistema de partículas.

Aquellos sólidos en los que la estructura presenta regularidad espacial o periodicidad se conoce como cristalina y los que no poseen ningún tipo de orden se denomina amorfo.

En los gases y en los líquidos las moléculas de manera continua y aleatoria, y además giran y vibran. Debido a este movimiento no es posible que haya un arreglo ordenado de las moléculas en el estado líquido o gaseoso. Sin embargo, en los sólidos las moléculas, átomos o iones no pueden moverse (aunque vibran y ocasionalmente rotan). De este modo, aparece un patrón regular y receptivo de átomos o moléculas en su estructura (un orden de largo rango) que es característico del estado sólido.

La hermosa irregularidad externa (macroscópica) de un cristal de sal sugiere que tiene simetría interna, simetría que incluye los iones que constituyen el sólido. Las estructuras de los sólidos pueden describirse como redes cristalinas tridimensionales de átomos, iones o moléculas. En un sólido cristalino, la celda unitaria es la unidad repetitiva más pequeña que posee toda la simetría característica de arreglo atómico, iónico o molecular.

solido                                              cristales de hielo nieve

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s